+34 664 464 959

La tuna

Una Breve introducción

rompiendo tópicos

Cuatro apuntes en 0,2 segundos que te van a esclarecer mucho

1

No, la Tuna no es un simbolo franquista ni imperialista

2

No, la Tuna no es una institución machista

3

Sí, la Tuna es universitaria por definición

4

Sí, la Tuna está en continua evolución

¿De donde viene la tuna?

Una breve introducción

Aunque mucha gente, incluso muchos tunos, suelen pensar que la Tuna es descendiente directa de los antiguos sopitas esto no es correcto, al menos no del todo.

A modo de breve resumen diremos que el origen de la “tuna” proviene de los albores de la Universidad cuando los estudiantes debían regresar a sus casas en trayectos que podían durar semanas. Es necesario que estos estudiantes encuentren formas de sustentarse durante estos largos viajes y de aquí surge el término “tunar” o “correr la tuna” que hace referencia a este hecho. Para tal fin lo estudiantes usan todo tipo de artes, desde las aprendidas en la propia Universidad, a la música, recitales de versos sin descartar el timo y el engaño. Podríamos fechar en 1538 el término “tuno” ya que de aquí datan los primeros registros de grupos de estudiantes que se juntan para facilitar su supervivencia.

Cabe reseñar que los estudiantes tenían la potestad de vestir el traje talar (traje de estudiante) que los identifica como estudiantes, facilitando un poco su aventura.

El manteísta, o estudiante común, vestía fundamentalmente loba o sotana, manteo y bonete. Estas prendas conformaban los llamados hábitos y si su color era negro pasaban a denominarse hábitos de San Pedro.

No resultaba difícil distinguir a los novatos de los veteranos, ya que estos últimos solían llevar las ropas descuidadas y deterioradas, para mostrar orgullosos su condición.

El traje Talar

Este traje conllevaba unos beneficios pues denotaba el carácter de estudiante de su portador. En 1834 se abole el traje talar y no es posible distinguir a los estudiantes del pueblo lo que supone que desaparezca dicha actividad de correr la tuna. A mediados de siglo, durante le Regencia de María Cristina se permite la libre asociación y de este hecho nacen agrupaciones de estudiantes con carácter musical, se denominan “estudiantinas”. Estas estudiantinas tienen un marcador carácter estacional y se concentran en torno a los carnavales.

Hay que hacer notar que el traje actual de la tuna no ha sido siempre así, en contra de la creencia popular.

Tiene especial trascendencia el viaje de la llamada “Estudiantina Española” a la exposición universal de París en 1878. Para ella dicha estudiantina encargó al sastre del Teatro Real que les diseñara un traje. Dispusieron portar un “disfraz” acorde a la tradición medieval del juglar, el cual será la base del actual traje de tuno. La repercusión mediática de aquel viaje fue tal que causó una estandarización de las estudiantinas por simple copia de los grabados de aquellos aventureros.

El traje en sí no deja de ser un compendio de anacronismos e incongruencias históricas, casaca del S.XVI, Pantalones del X.VIII, bigornio, antifaz, zapatos con hebilla…a

La estandarización

Este hito hace que todas las tunas estandaricen, mas o menos su imagen, reforzando así su conocimiento por parte del pueblo. Los estudiantes encuentran en la tuna una forma de buscarse la vida, de divertirse y de alegrar sus vecinos mientras disfrutan de la música, por este motivo se populariza en todo el país. 

En un comienzo las mangas no son acuchilladas, como como se puede observar en los grabados. Con el trascurso de los años y la proliferacion de grupos se impone la necesidad de distinguirse y para ello se fijan unos lazos grandes con el color de la facultad en la manga. Mas adelante se incorpora la beca, vestigio de la prensa escolar que ahora solo adquiere un papel identificativo.  Al proseguir el aumento de tunas se comienza a bordar el escudo de la universidad o facultad en las becas.

Y así, de un modo muy resumido llegamos a la tuna actual, en la que los tunos lucen capas con los escudos de sus viajes, una tradición que se remonta a los años 60 y lucen también las cintas cuyo origen se remonta a más de 10 siglos cuando las mujeres pretendidas regalaban las cintas de su pelo a los trovadores. 

Microhistoria

Durante la época de la dictadura franquista la Tuna estaba catalogada como movimiento subersivo por lo que los tunos debian de tener su carné del SEU (Sindicato Español Universitario) y debian pedir autorización para salir a dar serenatas. Por suerte estos controles nunca llegaron a ser estrictos en Jaén.
Cerrar menú